sábado, 16 de noviembre de 2013

Grizzlies @ Lakers: Zach Randolph se zampa al Staples


Derrota purpura en el Staples Center en una noche donde se encontraban dos equipos con tremendas por prisas por seguir sumando y mantener opciones intactas para los próximos playoff. quizás los Grizzlies tenían mas prisa que los propios Lakers, con peor récord pero sin su gran estrella aun lesionada. Los de Memphis llegaban con malos resultados pero con todo el equipo completo, y eso que fue algo a favor en este partido, ha ido restando durante toda la temporada, y es que la química de otras temporadas parecía haber desaparecido en estos primeros partidos de la temporada.

El partido fue un toma y daca por parte de los dos equipos, unos Grizzlies dominadores en los primeros compases del partido, que se tomaron un respiro en el segundo cuarto, descanso que aprovecharon los Lakers para mantenerse en el partido. La igualdad seria la nota predominante en la segunda mitad hasta llegar a los últimos compases del choque donde unos Grizzlies con las ideas mas claras se acabarían imponiendo, sumando así su cuarta victoria de la temporada.

Clave en el transcurrir del  partido fue la gran noche que tuvieron los interiores de los Grizzlies, donde me atreveria a decir que la pareja formada por Marc Gasol y Zach Randolph tuvieron su mejor noche colectiva en lo que va de regular. Si el hermano menor de los Gasol tuvo una noche mas que inspirada, con 18 puntos , 8 rebotes y 8 asistencias, bien condimentadas con 3 robos y 3 tapones, lo de Zach Randolph fue el gran despertar de Big Z, esperada por todos los aficionados de Grizzlies desde el inicio de la temporada. Zach acabaría con 28 puntos 11 rebotes, con 11 de 18 en tiros de campo, siendo la gran clave ofensiva de los Grizzlies para acabar llevándose la victoria para su necesitada casilla de victorias.


Los interiores de los Grizzlies fueron la gran clave de la victoria visitante, no solo apabullaron la zona purpura, sino que ademas se hicieron con el poderío reboteador, acabando con una diferencia de +11 rebotes, y con 10 rebotes ofensivos, 6 mas que los Lakers, basico este dato para entender lo que fue el partido de esta noche.

En Lakers las cosas siguen igual que siempre, esta vez ni Gasol ni Hill ni Kaman pudieron con las parejas interiores, y fueron sostenidos por el acierto ofensivo de un Jodie Meeks espectacular, que acabaría con 25 puntos, acertadisimo en el tiro exterior. Steve Blake, también, fue básico en la lucha de Lakers por una victoria que se les escapo al final del partido. Blake acabaría con 9 puntos, 10 asistencias y 7 rebotes, en un gran partido del base titular de Lakers, tras la lesión de Steve Nash.



En la segunda unidad las cosas no brillaron como en sus mejores noches, esas que desde aqui hemos bautizado como la cara A, eso si, hoy se vio a un Nick Young con esa feliz cara A, esa que le puso en disposición de sumar hasta 18 puntos, siendo ese gran sexto hombre en el cual se quiere convertir en esta temporada. Por desgracia el resto de compañeros de la segunda unidad no supieron acompañarle, y esta situación acabaría restando en beneficio de los Grizzlies.

En resumidas cuentas, victoria de los Grizzlies que se ponen con un récord de 4-5 que les ayuda a levantar un poco la cabeza del agujero mas profundo del Oeste, ese mismo agujero donde se meten aun mas, si cabe, los Lakers que ya están con un récord de 4-7, y sus aficionados rezando, implorando y vete tu saber cuantas mas cosas que acaben en ando, para que vuelva el gran Kobe Bryant de su lesión.

Articulo escrito por Brais Ruas

Twitter: @el_pichu