lunes, 26 de enero de 2015

James Harden arrasa a Lakers, en un Staples sin estrellas

Bleacherreport.com
Descafeinada victoria de Houston Rockets en su visita al Staples Center, ante unos Lakers que siguen en barrena, con la peor racha de derrotas de la actualidad en la NBA. Partido sin glamour el disputado en Los Angeles, en un encuentro donde solo James Harden puso los flashes, ante la ausencia por lesión de Dwight Howard, que volvía a la que fue su casa, y Kobe Bryant, tras una lesión de hombro que le mantendrá lo que resta de temporada sin jugar.

Partido de tramite para los Rockets, ante el penúltimo clasificado del Oeste, unos Lakers sin timonel ni rumbo, que llevan 8 derrotas consecutivas, la peor racha negativa de la liga en la actualidad. Los de Houston llegaban con el Staples ardiendo, con los de purpura con crisis de resultados, con lesiones graves y con ruptura del vestuario con su propio entrenador, tras los enfados de Jeremy Lin y Nick Young por las rotaciones de Byron Scott. De todo ello se pudieron beneficiar los Rockets en el dia de hoy.

Sin Dwight Howard liderando la zona de Houston, pero con un inspiradisimo James Harden desde el exterior, firmaría 37 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias y 2 robos, a los Rockets les sobraría para llevarse un encuentro sin mas historia que lo extradeportivo. 

Los visitantes no darían opción a la duda, y lideraron desde el principio un encuentro con final mas que cierto. Los Rockets llegaron a tener mas de 20 puntos de ventaja, golpeando fuertemente los flojos cimientos de estos Lakers desde el pitido inicial, en un primer cuarto que termino con un +15 visitante en el marcador.

Los Harden & Cia. aprovecharían las probaturas de Byron Scott con sus chicos, esas que suponían titularidades para jugadores apenas utilizados durante la temporada, como Jordan Clarckson, Robert Sacre o Ryan Kelly. O donde jugadores de "contrastada" calidad, como Jeremy Lin, Nick Young o Carlos Boozer, son reservas, o incluso ven como sus minutos son recortados.


Ante tal panorama purpura, los Rockets insistieron en no relajarse, y los siguientes cuartos siguieron la misma rutina, esa en la que Harden se apoderaba del juego, y donde ocurría a su antojo. A su alrededor, había momento para el lucimiento de otras piezas visitantes, donde destaco su cinco inicial, por su potencial reboteador. Pero también, los secundarios de lujo que conforman los Josh Smith, Corey Brewer o Jason Terry, por el potencial ofensivo demostrado.

El ultimo cuarto fue el de la relajación, y el de maquillar el resultado y las estadísticas, por parte de los locales, que no esconde el foso en el que Lakers están metidos en una nueva temporada para borrar. Pese a todo, pudimos ver una buena cara de Carlos Boozer y Ed Davis en el interior, y saliendo desde la rotación, donde  el primero firmaría un nuevo doble doble, y el segundo dejaría muestras de su potencial reboteador, recogiendo 13 rebotes. Jeremy Lin, también aportaría lo suyo, con una buena actuación desde el puesto de base reserva, demotrando 

El encuentro, ademas, nos dejaría la polémica del día, en la ausencia de minutos para Nick Young, solo siete minutos, que le harían estallar contra su entrenador, estableciendo en el Staples, un fuego mas, como si fuesen pocos. Byron Scott lo explicaba así, al termino del encuentro:

"Le pedí explicaciones por una jugada defensiva de la primera parte. Su lenguaje corporal me dio a entender que no quería jugar más y así lo hice"

Concluyendo, los Rockets encuentran una nueva victoria en las hogueras y tinieblas del Staples Center, James Harden sigue de dulce, y continua con un mes para el recuerdo, que a buen seguro le llevara hacia un All Star donde sera referencia en el Oeste. Buenos tiempos para la barba mas famosa del deporte mundial.

BOXSCORE

Twitter: @el_pichu