viernes, 13 de marzo de 2015

Knicks ganan a Lakers, en la vuelta de Phil Jackson y Derek Fisher al Staples


Victoria de los New York Knicks, ante Lakers, en el Staples Center de Los Angeles, en una noche especial para todos, que significaría el regreso de gente como Derek Fisher o Phil Jackson, entre otros profesionales de los Knicks, a la que alguna vez fue su casa. Partido marcado por la explosión ofensiva de Tim Hardaway Jr., desde la segunda unidad de los de New York, que con su gran acierto exterior, en la noche de hoy, decidiría el partido para los visitantes.

La noche angelina empezó con una calurosa bienvenida a Derek Fisher, el ex - Laker, y actual entrenador de los Knicks, recibió una atronadora ovación, en gratitud por los exitosos servicios prestados en sus años purpuras. Derek no estaría solo, y es que sus asistentes, con anterioridad también fueron Laker, hablamos de gente como Jim Cleamons, Kurt Rambis y Rasheed Hazzard.

No faltaría a la cita, Phil Jackson, actual Presidente de los Knicks, y todo un referente para Lakers por sus años como Entrenador Jefe en L.A. con el los purpuras habrían ganado cinco anillos, y disputado hasta siete finales de la NBA. Mister Zen vería el partido en segunda fila, y sentado a su lado, Jeanie Buss, Vicepresidenta Ejecutiva de Operaciones Comerciales de Lakers, en definitiva, todo un partido en familia.

Familiaridades aparte, un Knicks vs Lakers siempre es especial, en la cancha tuvimos a los dos equipos con mayor valor económico de la actualidad, según FORBES, y pese al mal año en lo deportivo, sus partidos siempre son un evento muy seguido por todos.


Centrándonos exclusivamente en el partido, el encuentro fue lo que fue, un derbi descafeinado entre dos equipos mas centrados en su futuro el próximo verano, que en el partido de hoy. Ante tal despropósito deportivo, el partido se lo llevo el equipo mas acertado, y el que supo usar mejor sus armas, y esos fueron hoy los Knicks.

Los dos conjuntos no están para muchas alegrías, los Knicks llegaban tras cinco derrotas consecutivas, y pese a que Lakers están mas acostumbrados a la victoria, se encontraron con un partido muy igualado, que los purpuras perdieron en el segundo cuarto.

Fue en este segundo periodo, donde los purpuras no estuvieron acertados ni en lo ofensivo ni en lo defensivo, y donde los Knicks encontraron el momento idóneo para romper el partido. Lakers, que lo intentó, no supo rehacerse del varapalo del segundo cuarto, y la diferencia en el marcador fue una barrera demasiado fuerte, para que los de purpura y oro pudieran remontar.

El factor diferencial del partido, lo encontrábamos en Tim Hardaway Jr., que saliendo desde el banquillo, supo darle a los suyos la consistencia ofensiva necesaria para ganar en el Staples. Hardaway Jr. se iría a los 22 puntos, muy acertado durante toda la noche, sobretodo en el tiro de tres puntos, donde firmaría un 5 de 7 en tiros de tres.

Pero ademas del escolta reserva de los Knicks, los de New York encontraron productividad en jugadores como Andrea Bargnani, que firmaría 16 pts, o Alexey Shved, que sumaria 14 pts 11 rbts 6 asts. En segunda unidad, por los Knicks destacaría su Rookie, Cleanthony Early, que haría un buen partido, sumando 11 pts 3 rbts.

En Lakers, las cosas no salieron bien esta noche, por L.A. se tenia confianza de ganar este partido, pero no fue así, Su entrenador, Byron Scott incluso llegó a decir, tras el mismo: "Estoy seguro que Derek Fisher estaría encantado de jugar contra nosotros lo que resta de campeonato".

Sin duda, fue un mal partido para Lakers, donde el mal segundo cuarto dictó sentencia, los de purpura y oro en vez de jugar como un bloque para una posible remontada, hicieron cada uno la guerra por su parte, y les lastró el resto del partido.

Pese a todo, debemos destacar el buen trabajo de Jordan Hill, que acabaría firmando un buen doble doble, con 19 pts 10 rbts, o la buena dirección de Jeremy Lin, desde segunda unidad, añadiendo 14 pts 7 asts. Acompañandoles, Tarick Black, Jordan Clarckson, Wayne Ellington o Carlos Boozer, todos ellos con dobles dígitos, pero insuficientes para ganar al peor equipo de la competición.

En conclusión, noche de nostalgia en Los Angeles, dos equipos ganadores de anillos, dos equipos unidos por un pasado mejor, dos equipos que se aferran al próximo verano como salvavidas de sus males actuales. Ganan los Knicks, en el Staples, a Lakers, y los dos, tanto Knicks como Lakers, desean ganar en el próximo verano. Veremos!!!

BOXSCORE

Twitter: @el_pichu