martes, 17 de noviembre de 2015

Brandon Knight y el rebote ofensivo tumban a Lakers en Arizona


Victoria de los Phoenix Suns ante Los Angeles Lakers, en el Talking Stick Resort Arena de Arizona,  todo un clásico de la División Pacífico. Un encuentro dominado por el “Small Ball” de los Suns, y por las segundas opciones, donde los Suns dieron una gran lección a los púrpuras mas jóvenes.

Llegaban Lakers al partido sin descanso tras la victoria de la noche anterior, sin su líder absoluto, Kobe Bryant, por descanso y tras firmar su mejor actuación de lo que va de temporada, pero con confianza de que su juego iba a más.

Así, los púrpuras aguantarían durante tres cuartos la superioridad ofensiva de los locales, un equipo con dos victorias consecutivas, con descanso y sobretodo con mas baloncesto en la actualidad. Los púrpuras hicieron un gran esfuerzo en su juego, pero las rotaciones obligadas por el esfuerzo de la noche anterior pasó factura, y algunos buenos minutos de los de LA no pudieron ser aprovechados para dar más guerra.

El partido se rompería en el último cuarto, donde los Suns encontrarían facilidades para encontrar las ventajas más amplias del partido: Con dos rachas de juego, una con un 11 - 3 inicial en el cuarto, y luego con un 21 - 8 a cinco minutos del final del partido, que ponían imposible la vuelta al encuentro de unos Lakers sobrepasados por físico y juego, hasta el 101 - 120 final.


Así, los de LA irían por detrás en el marcador todo el partido, pero forzarian lo mejor de los Suns hasta el fatídico último cuarto. Asi podriamos ver el primer triple doble de la carrera de Brandon Knight, 30 pts 10 rbts 15 asts, jugador que cada minuto que pasa es mas bueno y mejor. O los 21 pts de Eric Bledose, o los 19 pts con 4 rbts de TJ Warren, que servirian de contrapunto perfecto a la mágica proveniente de Knight en una noche que le revela como un futuro líder para los de Phoenix.

En Lakers, de nuevo la estrella volvió a ser Jordan Clarkson, mas si cabe sin la no comparecencia de Kobe Bryant en la noche de hoy, bien secundado por Lou Williams, desde la segunda unidad, tras una anterior actuación donde no había estado a su nivel, pese a la victoria púrpura en aquel partido.

Del que nada se supo fue de Julius Randle, un jugador del  que se espera mucho pero que en los últimos partidos parecen haberse diluido. Hoy con escasos 6 pts 5 rbts no estuvo en el partido, no tuvo presencia, y no intento cosas, en un jugador que debería mostrarse al mundo, calidad y potencial tiene para ello.

En otro margen, justo en el medio, estaría el Rookie del año purpura, D’Angelo Russell que hoy lo intentaría y aparecería, pese a que no estuviese lo acertado que uno se pudiese esperar. Produciría 13 pts 4 asts, su mayor pero, que no mueve al equipo, y eso provoca que el juego de Lakers sea monótono, y lo que es peor, predecible para el oponente.

Y después debemos apuntar los puntos rojos, esos por los cuales hoy los Suns ganan a Lakers, esos que hablan de una mala defensa visitante, y un desastroso rebote Laker. Ese que dice habla de 120 pts locales, y de 18 rebotes ofensivos de los de Arizona, más del doble que su oponente. Con tales credenciales, este partido sólo podía terminar con paliza local, como así fue.

En conclusión, el back to back de Lakers, tras una buena victoria de los purpuras en LA ante los Pistons, salio negativo. Fueron competitivos 3 cuartos, pero se desmoronaron en el ultimo cuarto. No hubo actitud, no hubo defensa y no hubo rebote. Toca tirón de orejas y esperar que nuestros jóvenes hayan aprendido la lección de hoy.


Escribe : Brais Ruas (Twitter: @el_pichu)