jueves, 28 de enero de 2016

Gordon Hayward, y poco más, en la victoria de los Jazz en LA


Esperada victoria de Utah Jazz en su visita al Staples Center más púrpura, ante unos Los Angeles Lakers realmente cojos con importantes bajas que no les dejaron competir al 100% de sus posibilidades. Partido marcado por la gran actuación de Gordon Hayward, que con 25 puntos, sería el gran líder de los suyos para la victoria final.

La friolera de más de seis semanas llevaban los Utah Jazz sin ganar fuera de casa, por eso, este partido en LA, ante unos Lakers con tantas bajas importantes para el partido de hoy, sin Kobe Bryant, D’Angelo Russell y Brandon Bass, se presentaba como su mejor ocasión para cerrar la sangría de derrotas fuera del Vivint Smart Home Arena.

La lógica deportiva fue el mejor compañero de viaje para los visitantes, así, el partido fue marcado por las bajas de los de púrpura y oro. Los Jazz, pese a sus dudas por las derrotas consecutivas como visitantes, acabaron imponiéndose por su mayor calidad, en un encuentro marcado por desaciertos y ausencias locales.

Todo ello ocurriría en un segundo cuarto que marcaría diferencias y liderazgos de partido, de la mano de unGordon Hayward, que fue lo único destacable de un encuentro lleno de desaciertos de los dos equipos.

Lakers se llevaría la peor parte, con un 32% en tiros de campo, que lastraría las opciones locales durante todo el encuentro. Los Jazz tampoco se salvarían de las imprecisiones, y solo anotarían 86 puntos en un partido donde su rival dio todo tipo de facilidades.

Pero ante todo este maremágnum de errores, Gordon Hayward se erigiría como el elemento definidor del choque, se iría a los 25 puntos, 2 rebotes, 2 asistencias y 3 tapones, con una variedad de recursos, pero sobre todo, el único jugador con una buena serie de lanzamientos en la noche de hoy.

Más allá de Hayward, los Jazz se apoyaron en en la capacidad como Stopper de Rudy Gobert, 10 puntos, 5 rebotes, pero sobre todo 3 tapones, más la buena noche desde el exterior de Rodney Hood, que con 14 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias, sería el mejor contrapunto a todo bueno que dio el líder de los Jazz en la noche de hoy.

Mientras tanto, en la otra acera, la californiana, Lakers pasaron una de sus peores noches, entre ausencias destacables, que no dejaban ver un adiós de Kobe Bryant pero tampoco la mejoría de su chico joven mas ilusionante,D’Angelo Russell, los dos fuera por lesión.

Entremedias, solo se dejaría ver la capacidad anotadora de Lou williams, con 18 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias, las ganas por competir de Jordan Clarkson, con 14 puntos, 2 rebotes y 4 robos, o el crecimiento como gladiador de un nuevo doble doble de Larry Nance Jr.

Partido para el olvido de dos franquicias con serias dudas, los Jazz con las que marca una mala racha fuera de casa, aumentada por las prisas de victoria para seguir en puestos de playoff. Lakers por las malas nuevas que deja una nueva derrota, su consolidación como colista, y sobre todo por confirmar su peor inicio de temporada, 8-31, desde los Minneapolis Lakers del ‘57 – ‘58, con 9 – 30. Ya saben, malos tiempos para la lírica púrpura.

Escribe: Brais Ruas. Twitter: @el_pichu