viernes, 15 de abril de 2016

Kings ganan a Lakers en LA, y rompen una vieja historia


Victoria de los Sacramento Kings, en su visita al Staples Center más púrpura, ante unos Los Angeles Lakers, el colista de la Conferencia Oeste, en lo que supone la primera vez en la historia de los Kings que no pierden un solo partido de temporada ante los de púrpura y oro. Encuentro marcado por el acierto del tridente visitante, Cousins – Gay – Collison, que con su acierto, y el desatino del rival, harían posible la primera temporada sin derrotas ante los púrpuras, tras 68 años de historia.

La historia volvía a darse cita en el Staples Center, esta vez sin Kobe Bryant en la pista, de nuevo baja por sus problemas en el hombro, y esta vez la historia solo tenía un color, y era visitante. Los Kings se encontraban ante un momento único delante de ellos, si ganaban, rompían una racha que ya duraba demasiado, 68 años de historia como franquicia, donde siempre habían perdido algún partido, en cada temporada, contra los de oro y púrpura.

Por eso, los de Sacramento no dudaron ni un instante, y desde el inicio salieron a por el partido sin remisión, dominaron al rival, donde tampoco encontrarían gran resistencia, y dominarían desde el inicio. Todo empezaba desde un primer cuarto realmente acertado por parte de los Kings, donde se irían a los 32 pts de anotación.

Lo que siguió fue el dominio y superioridad de los chicos de George Karl, que siempre irían delante en el marcador,y que nunca verían peligrar una victoria que ya no huele a playoffs, pero donde la historia ha jugado un peso más importante que los objetivos de temporada, en esta ocasión.

Las claves de la victoria las veríamos en las pérdidas de los locales, demasiado desacierto en el pase, que fue bien aprovechado por los Kings, para irse en el marcador, y no dejar escapar el partido jamás.

En lo individual, los mejores los encontraríamos en el lado visitante, donde Rudy Gay se iría a los 20 puntos y 8 rebotes,DeMarcus Cousins produciría, en la zona, 22 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias, 3 robos y 4 tapones, el claro MVP del partido. Acompañándoles, el acierto anotador de Darren Collison, con 22 puntos y 6 asistencias, y la capacidad de pase de un Rajon Rondo, que con 9 puntos, 12 asistencias, 6 rebotes y 4 robos, sigue demostrando ser el mejor base puro de la competición.

En el lado de la derrota, el de púrpura y oro, los dueños del Staples Center más púrpura, firmarían otra noche de infausto recuerdo, donde solo se podría hablar con detenimiento de cierta fichas de su tablero con cierto optimismo. Ahí volvería a estar un nuevo doble doble de Julius Randle, con 14 puntos y 11 rebotes. O algún buen momento de juego, de esa perla por pulir, D’Angelo Russell, con 14 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias y 4 robos, el cual siempre lo intentaría durante todo el encuentro.

Más allá de ellos, solo Lou Williams, desde la segunda unidad, pondría las cosas difíciles a los Kings, de él vino una pequeña reacción, en forma de juego y acierto, para sus 17 puntos finales, bien acompañado por Larry Nance Jr., querozaría el doble doble con 12 puntos y 9 rebotes, pero pese a todo, los Kings jamás temieron por la victoria final.

Un encuentro donde parecería que los dos equipos se salieron con su botín. Por un lado, los Kings se fueron con la victoria, algo que rompe una racha realmente negra ante Lakers, que se pudo conseguir por actitud. Algo, que en ocasiones pareció faltar en los locales, una actitud que les permite conseguir su botín, ese que dan solo las derrotas, y que les acerque a un Draft donde sueñan con conseguir una pieza que les permita volver a ser alguien en la NBA.


Escribe: Brais Ruas. Twitter: @el_pichu