miércoles, 20 de abril de 2016

Lakers ganan a Jazz, un Kobe de récord nos deja en su último baile


Los Angeles Lakers ganan, en el Staples Center más púrpura, a los Utah Jazz en una de las noches más especiales de la historia de la franquicia angelina. Encuentro marcado por ser el adiós de Kobe Bryant, el cual firmaría 60 puntos en su último baile en la NBA.

Olvídense de previas y consideraciones varias sobre un partido de la NBA, bienvenidos a una noche de emociones y sentimientos, quizás la que más en los últimos años en una despedida de un jugador de baloncesto. Esta noche ha sido el último baile de La Mamba Negra en un parquet de basquet, firmando el mejor último partido de una super estrella NBA, que se recuerde.

Y como preveíamos todos, Lakers quiso despedirse de su gran capitán a lo grande, con un sinfín de tributos en vídeo, de aplausos y ovaciones de pie, para decir adiós a su gran hombre, y agradecer todo lo dado a la franquicia de púrpura y oro.

Mientras, en el otro lado, Utah Jazz, los espectadores de lujo de todo esto, y que ya no tenían nada que hacer en el adiós de Kobe, en el último gran homenaje de La Mamba, ya que habían perdido unos minutos antes la opción al octavo puesto, último de Playoffs, que se jugaban con Houston Rockets.

Por desgracia para los Jazz, los Rockets habían ganado su encuentro, y el partido perdió su relevancia deportiva, algo que fue pesando en las piernas de los visitantes a medida que el partido fue al final de partido. Pese a todo, los Jazz firmarían una grandísima primera parte, y dominarían el encuentro en su práctica totalidad, siendo protagonistas reales del último partido de Kobe Bryant.

El encuentro parecía partirse con un +15, con el que los Jazz cerraban el marcador al descanso. Pero todo cambiaría en una segunda parte para el recuerdo, donde Kobe se mostraría On fire, y donde los Jazz se acabarían dejando llevar, por estar fuera ya de Playoffs. Pero sobre todo por la espectacular última sinfonía tocada en los últimos compases del partido de una Mamba Negra sin ataduras, y disfrutando hasta el final, llevando a sus Lakers a la victoria final.

Centrándonos, ya, en las consideraciones individuales del partido, todo se centra en la última gran actuación de Kobe Bryant, en su última noche como profesional del baloncesto. Kobe se convertía en la mejor leyenda del baloncesto en su último día, nunca nadie había firmado en su partido de despedida mas de 30 puntos, Bryant se fue hasta los 60.

Ademas, La Mamba cerraba su periplo como jugador NBA, remontando un partido más, anotando 23 de los 35 puntos de su equipo en el último cuarto. En un partido de excesos, por su parte, y por la de todos, pero donde La Mamba volvió a picar, y de que manera, por última vez.

Lakers, por una vez esta temporada, y el último día, volvió a ser 100% Bryant, como aquel año, acuérdense, el año de los récords. Difícil destacar a algún jugador púrpura más, para que más, cuando tu máxima estrella está en 60 puntos, la quinta vez que Kobe llegaba a esta cifra en un partido, casi nada.

En el lado de la derrota, un agrio final para unos Jazz que estuvieron peleando por estar en Playoffs, toda la temporada, destacar la labor de su gran líder, Gordon Hayward, el cual se iría a los 17 puntos, y junto a Trey Lyles, 18 puntos, 11 rebotes y 5 robos, serían los mejores de un equipo que se deshinchó a medida que Kobe apareció en el partido.

En definitiva, un partido especial, para un jugador especial, el último gran púrpura ya es historia en la NBA. La Mamba se ha ido ya del baloncesto profesional, regalándonos para su último día una de sus mejores actuaciones de su carrera, un hombre récord dejándonos el último de sus récords para el recuerdo final, del que ha sido uno de los Mejores Jugadores de la Historia.


Escribe: Pichu Ruas. Twitter: @el_pichu